Doctorado en Lingüística

Justificación del programa

La diversidad lingüística en México es impresionante. Contamos con más de sesenta lenguas indígenas que se agrupan en 8 familias y que representan más de 300 variedades. Es parte de nuestra riqueza cultural y no se conoce lo suficiente. El español que hablamos juega un papel preponderante en todas las áreas de comunicación cultural, social y económica del país. La naturaleza intrínsecamente humana del lenguaje y su condición de fenómeno estructural, cambiante y omnipresente en todos los ámbitos del quehacer humano, hace de la lingüística una disciplina obligada para entendernos y para contribuir al desarrollo de México.

Estudiar el lenguaje es una tarea multidisciplinaria que incluye temas filológicos, antropológicos, acústicos, psicológicos, lógico-matemáticos, etc. De allí la necesidad de una currícula muy variada que debe incluir el estudio de todos los niveles del lenguaje, de la fonética y la fonología a la sintaxis y la pragmática, pasando por la morfología y la lexicología, y tomando en cuenta los incontables fenómenos de variación lingüística y adquisición del lenguaje, desde las perspectivas sincrónicas y diacrónicas, y con diferentes miradas metodológicas, como la introspectiva y la inductiva, tan necesaria esta última para el estudio de los corpus electrónicos.